Material Design y la insatisfacción

En el año 2014, Google presentó una nueva versión de Android, que supuso un cambio radical a nivel de diseño, conocida en principio como Android L, denominada definitivamente Android 5.0 Lollipop, con la que el usuario disfruta de una nueva interfaz. Para esto, Google se basó en lo que hoy llamamos Material Design, una novedosa imagen o forma de presentación que  Google ideó para sus aplicaciones y el sistema operativo Android.

De acuerdo al vicepresidente de diseño de Google, Matias Duarte, Material Design  es una manera de diseñar, con conceptos, pautas establecidas de tal forma que trabajara armónicamente con Android Lollipop. Por ende, los diseñadores deben hacer aplicaciones con capas, sombras y desplazamiento, haciendo sentir al usuario que se interactúa con capas separadas. Otros de los elementos que nos haría ver la presencia de Material Design, es un botón flotante o  una barra desplegable hacia arriba con suavidad. Básicamente, Material Design es la creación de una aplicación con capas separadas, pero que estas al juntarse, formen una aplicación.

Hay descontento en la red por Material Design

En la actualidad, Google tiene conocimiento sobre el descontento de algunos usuarios sobre las aplicaciones con  Material Design, ofertadas en Google Play, puesto que acusan tanto a los desarrolladores, como a Google, de no cumplir con lo que presentaron. Pero al respecto, Duarte menciona que  Google mostró una línea y no un dogma, y que realmente hay en Google Play  falsas aplicaciones con Material Design, que en realidad solo tienen una interfaz minimalista.

En este sentido, se debe saber que una interfaz minimalista difiere de aquella basada en las pautas de Material Design, que debe tener colores planos, animaciones, sombras y la posibilidad de arrastrar para actualizar. Eso es Material Design y que en muchas apps no se cumplen porque lo que Google presentó, es una idea o una línea a seguir, pero no unas leyes impuestas a ejecutar de manera obligatoria. Todo depende del grupo que desarrolla la aplicación.

99designs y sus consejos para un buen diseño web

Nada raro suena que todo el mundo tenga una web, desde empresas muy importantes, hasta otracs más pequeñas. Actualmente, cualquier persona usa Internet para solucionar sus necesidades, por lo que crear un buen diseño web, es la prioridad para muchos negocios. De acuerdo con la empresa 99designs, la totalidad de los propietarios de empresa, abarcando a los que registran un buen volumen de ventas, buscan obtener los mejores resultados con su web, lo cual no es nada fácil alcanzar. Por eso, antes de concretar un diseño específico para una web determinada, se deben plantearse algunas hipótesis como la información más adecuada a presentarse en la web y la forma en que esta se presente de manera óptima, para que cualquier visitante efectúe una compra, si el caso es que se trate de una tienda on-line.

99designs, asevera que si se hace un buen diseño gráfico para una web determinada, se pudiera incrementar el valor de la empresa, porque se exhibe una mejor imagen estética, sino que se logra una mayor atracción de gente al negocio, por medio de herramientas como los motores de búsqueda de Google o Bing y el potencial cliente, conoce la personalidad de la compañía, con la que tiene cierta empatía, incrementándose así las ventas.

99designs, insiste que para un buen diseño web, hay que tomar en cuenta ciertos aspectos fundamentales:

Si se trata de una tienda online, el primero de ellos es orientarse a los beneficios, buscando que la explicación del producto se ajuste a mostrar al cliente la manera en que  mejorara su vida, conociendo las ventajas y desventajas de lo que se ofrece y ahondando en detalles sobre lo motivos por el qué es una solución adecuada para el interesado.

Otra cosa en la que se debe fundamentar el diseño web, es en simplificar la acción que el cliente debe realizar en la web, para que rápidamente pueda hacer una compra, evitando un proceso complicado con varias opciones, sin saturar al visitante y si es posible, pedirle que participe del proceso de compra.

Hay que centrarse en el SEO (Search Engine Optimization), teniendo como premisa final, conseguir nuevos clientes para la web, que previamente entiendanel servicio o producto que se les ofrecen y que finalmente, lo compren. Al trabajar en el SEO efectivamente, es posible que buscadores como Google reconozcan la web, para que esta sea incluida en los resultados de búsquedas hechas por quienes sean clientes. La clave de un buen seo, es incorporar en la web aquellas palabras que los clientes puedan usar en sus búsquedas. Una opción para esta labor, es ir a la web Wordtracker, donde se puede conocer de primera mano, la lista de palabras con mayor popularidad, en las búsquedas que se vinculen con una actividad específica. Al conocerlas, deben usarse de forma orgánica en páginas, titulares y textos.

Y como siempre, el contenido para una web es el rey, que sea valioso y actualizarlo con cierta frecuencia, asegurándose que los buscadores se percaten del funcionamiento de la empresa, por lo que este debe ser de calidad y con bastante visibilidad, sin que el usuario tenga que por ejemplo, hacer scroll.