Material Design y la insatisfacción

En el año 2014, Google presentó una nueva versión de Android, que supuso un cambio radical a nivel de diseño, conocida en principio como Android L, denominada definitivamente Android 5.0 Lollipop, con la que el usuario disfruta de una nueva interfaz. Para esto, Google se basó en lo que hoy llamamos Material Design, una novedosa imagen o forma de presentación que  Google ideó para sus aplicaciones y el sistema operativo Android.

De acuerdo al vicepresidente de diseño de Google, Matias Duarte, Material Design  es una manera de diseñar, con conceptos, pautas establecidas de tal forma que trabajara armónicamente con Android Lollipop. Por ende, los diseñadores deben hacer aplicaciones con capas, sombras y desplazamiento, haciendo sentir al usuario que se interactúa con capas separadas. Otros de los elementos que nos haría ver la presencia de Material Design, es un botón flotante o  una barra desplegable hacia arriba con suavidad. Básicamente, Material Design es la creación de una aplicación con capas separadas, pero que estas al juntarse, formen una aplicación.

Hay descontento en la red por Material Design

En la actualidad, Google tiene conocimiento sobre el descontento de algunos usuarios sobre las aplicaciones con  Material Design, ofertadas en Google Play, puesto que acusan tanto a los desarrolladores, como a Google, de no cumplir con lo que presentaron. Pero al respecto, Duarte menciona que  Google mostró una línea y no un dogma, y que realmente hay en Google Play  falsas aplicaciones con Material Design, que en realidad solo tienen una interfaz minimalista.

En este sentido, se debe saber que una interfaz minimalista difiere de aquella basada en las pautas de Material Design, que debe tener colores planos, animaciones, sombras y la posibilidad de arrastrar para actualizar. Eso es Material Design y que en muchas apps no se cumplen porque lo que Google presentó, es una idea o una línea a seguir, pero no unas leyes impuestas a ejecutar de manera obligatoria. Todo depende del grupo que desarrolla la aplicación.